Recientemente, ManpowerGroup ha dado a conocer cuáles son las expectativas en la materia de empleo para el primer trimestre de 2019, a través de su Encuesta de Expectativas de Empleo ManpowerGroup, basada en 4,801 empleadores mexicanos.

Reportan el ritmo de contratación como favorable, la investigación revela que 17% de los empleadores espera incrementar sus plantillas laborales, 5% espera disminuirlas, 73% permanecerá sin cambios sus nóminas y 5% no sabe.

Zona Noreste del País:

Se espera que el ritmo de contratación sea más activo para el primer trimestre con Expectativas Netas de Empleo de +16%, seguido por las regiones Norte y Occidente que reportan +15% cada una. Las regiones Sureste, Noroeste y Centro se ubican en +13%, cada una, mientras que la Ciudad de México reporta +10%.

A lo largo de 2019, varios informes señalan el auge de determinadas profesiones y el declive de otras. No todos los trabajos con más demanda en 2019 serán marcadamente tecnológicos, pero sí se verán afectados por la revolución digital.

Un ejemplo de esto es todo lo relacionado con análisis de datos; la industria del big data no deja de crecer. Queda mucho por hacer, no hay demasiados profesionales disponibles y la demanda sigue aumentando. Como consecuencia, será un empleo en auge durante los próximos años.

El el ámbito comercial; la especialización en el sector retail y en la distribución es evidente y, como tal, aumenta la necesidad de profesionales de ventas y administración empresarial altamente especializados. Un segundo y tercer idioma, los conocimientos informáticos y la orientación a resultados serán las características más demandadas.

En cuanto al aspecto económico y administrativo; en una economía cada vez más digital y global, cada vez más compañías se enfrentan a los riesgos derivados de trabajar en diferentes marcos regulatorios. Para ello, el rol de analista de compliance se encarga de implementar procesos internos que minimicen los riesgos de saltarse la ley o incumplir normativas; en este aspecto los profesionales en contaduría pública y administración tienen una gran oportunidad.

En cuanto a áreas profesionales como derecho y ciencias políticas, serán tocadas invariablemente por las nuevas tecnologías; lo que supone expertos que sean capaces de comprenderlas para aplicar regulaciones en beneficio de la población y el desarrollo económico y social.


El profesional en Contaduría Pública es una persona entrenada para generar información en torno a los manejos financieros de una entidad; esta puede ser un negocio pequeño o una empresa transnacional.

En principio, el contador colabora con la organización para que el manejo del dinero sea correcto y permita alcanzar objetivos de crecimiento y desarrollo en todo tipo de empresas.

Si te interesa la Contaduría, debes tener una facilidad natural para organizarte y un interés particular en las matemáticas.

¿Qué cualidades tiene un contador?

  • Facilidad para realizar cálculos numéricos
  • Aprecio e interés por la matemática
  • Habilidad para el uso de software
  • Extremada capacidad de organización

¿Qué hace un egresado de Contaduría Pública?

  • Prepara información cuantitativa y analítica sobre la posición financiera de una empresa
  • Toma decisiones a partir de la situación financiera de la empresa
  • Participa en procesos de planeamiento estratégico
  • Evalúa procesos dentro de las empresas
  • Toma decisiones sobre inversiones

Todas las organizaciones necesitan un experto en manejo financiero; desde las más pequeñas a las más grandes, por ello, esta es una carrera con una alta demanda en muchísimos mercados; te dejamos algunos ejemplos:

  • Empresas privadas
  • Organizaciones públicas
  • Organizaciones sin fines de lucro
  • Organismos internacionales
  • Despachos de contaduría pública
  • Empresa propia
  • Docencia universitaria
  • Gerencias financieras

Si eres una persona honesta, comprometida, segura de sí misma, tolerante, proactiva, con espíritu de servicio, respetuosa de las leyes y normas, responsable de sus propios actos y tienes interés por áreas contables y administrativas, la carrera en Contabilidad es tu vocación. Esta actividad requiere un perfil sumamente comprometido con los resultados y sobre todo, con la honestidad y la transparencia, ya que las empresas ponen en sus manos la posibilidad de alcanzar sus metas y mantener la estabilidad.

En caso de que decidas emprender, tendrás a tu disposición las herramientas necesarias para gestionar el crecimiento de tu propia empresa, y podrás analizar mejor que nadie la situación económica para llevar a cabo planes de inversión que tengan resultados exitosos.


El sueño de cursar una carrera universitaria y obtener un título, muchas veces puede verse truncado por la falta de recursos para acceder y permanecer en una institución educativa. Cada año, miles de estudiantes se ven enfrentados a la búsqueda de formas de financiarse los estudios, y en este sentido las becas son una buena solución.


Compartimos una frontera extensa con Estados Unidos, uno de nuestros principales socios comerciales y pertenecemos al bloque comercial de América del Norte, que además incluye a Canadá. A pesar de esto, según el Instituto Mexicano para la Competitividad, solamente cinco de cada 100 mexicanos dominan el inglés, y esta cifra se vuelve minúscula cuando se trata de personas que además hablan un tercer o cuarto idioma.


Para tener una vida satisfactoria y que nos haga felices, necesitamos de una estructura, un plan o una ruta trazada que nos permita alcanzar nuestros objetivos y realizar nuestros sueños. Claro que no es necesario planear nuestra vida con un gran detalle, pero sí nos ayuda mucho establecer objetivos, metas, plazos y pasos para lograrlos.


El eterno debate sobre la calidad de la educación que se ofrece en las instituciones de educación superior públicas y las privadas cobra gran importancia en la actualidad, cuando la demanda de espacios en las universidades públicas para los jóvenes que quieren ingresar a alguna carrera se topa con el limitado número de plazas disponibles.


El emprendimiento está de moda, la combinación de un crecimiento económico lento, la saturación del mercado laboral más los avances tecnológicos han convertido al emprendimiento en la opción de moda para los recién egresados de las universidades, y en general para las personas que no quieren o no pueden ingresar al mundo laboral.

Este aumento en la popularidad del emprendimiento ha aumentado la cantidad de recursos disponibles para las personas que quieren iniciar un negocio o un proyecto personal: incubadoras de negocios, grupos de inversionistas, facilidades fiscales, etc. Sin embargo, a pesar de todos estos recursos, es necesario tomar en cuenta el factor más importante en cualquier empresa, propia o ajena, el factor humano.

Cualquier empresa o aventura necesita de mucho trabajo para aumentar sus posibilidades de éxito, y así como no todas las personas tienen las características de personalidad para ser empleados, así tampoco todas las personas tienen las características necesarias para emprender.

Entonces si quieres emprender, antes de elegir un programa, hacer un proyecto o invertir en un negocio, lo primero que debes hacer es averiguar si tienes las características básicas para lanzarte al incierto mundo del emprendimiento o si tu personalidad se inclina más hacia el desarrollo dentro de una empresa.

Aquí te compartimos las principales diferencias entre un empleado y un emprendedor para que contrastes estas cualidades con tu personalidad y así descubras en qué tipo de carrera laboral tendrás más posibilidades de éxito.

Empleado Emprendedor
Busca trabajar en una empresa y hacer carrera en ella Busca trabajar en un proyecto propio
Ama las rutinas y la estabilidad Prefiere la variedad y la flexibilidad
No le gusta correr riesgos Corre riesgos y asume la responsabilidad de sus decisiones y consecuencias
Le gusta trabajar siguiendo órdenes e instrucciones claras Es autogestionado, es decir, establece sus propias instrucciones y las sigue
A menudo necesita estímulo externo para hacer sus tareas Se apoya principalmente en la motivación interna
Busca un ingreso regular y seguro Asume la variedad e irregularidad de sus ingresos
Le gustan los horarios fijos de trabajo y descansar al menos un día a la semana No le importa trabajar muchas horas, incluso los fines de semana
Solo sacrifica su tiempo libre si el jefe se lo pide Sacrifica su tiempo libre si su proyecto lo necesita
No le gustan las sorpresas ni los cambios Se adapta fácilmente al cambio
Le gusta lo predecible y tranquilo Tiene un gran espíritu aventurero
Frente a un problema, pide instrucciones o pregunta por la solución Frente a un problema, busca o se inventa la solución
No le gusta la incertidumbre Tiene una alta tolerancia a la incertidumbre

 


“El placer más noble es el júbilo de comprender”

Pocos personajes ilustran con su vida y obra la riqueza del Renacimiento como Leonardo da Vinci, el pintor florentino que además era escultor, arquitecto, ingeniero, científico, escritor, inventor, músico, poeta, filósofo, anatomista y urbanista.

Sus obras pictóricas más conocidas y controvertidas, La Gioconda o Mona Lisa, La última cena y el Hombre de Viturvio han sido reproducidas en posters, playeras, tazas, etc., además de analizadas y hasta usadas en las más diversas teorías de la conspiración e innumerables obras de ficción. Tal es la fascinación que la obra de este auténtico hombre del Renacimiento sigue despertando en nosotros.

Pero, ¿quién fue Leonardo da Vinci? Su vida y obra parecen detonar más preguntas que explicaciones pues su genialidad se destacaba en múltiples talentos y se le considera la persona con el dominio del mayor número de disciplinas en la historia.

Poseía además una capacidad inventiva sorprendente que lo llevó a diseñar máquinas muy adelantadas a tu tiempo; los bocetos que han llegado hasta nuestros días muestran máquinas voladoras, aparatos parecidos a los helicópteros modernos, un submarino, un carro de combate que hace eco a los tanques actuales, e incluso un vehículo parecido a los coches modernos.

Al ser un genio tan adelantado a su tiempo, muchas de estas máquinas nunca llegaron a construirse pues la tecnología de la época no estaba a la altura de su genialidad.

Otra de sus características más interesantes es que al ser zurdo, desarrolló la habilidad de la escritura espejo, es decir, escribía al revés y para poder leer sus textos, había que ponerlos frente a un espejo.

La vida y obra de Leonardo se caracterizó por su insaciable curiosidad, su infinita capacidad inventiva, el deseo constante de experimentar con estilos y técnicas novedosas, y un deseo permanente de adquirir y probar nuevos conocimientos con una disciplina y constancia que lo llevaron a ser una de las figuras más importantes del arte y de la ciencias, así como un gran ejemplo a seguir.

Para compartirles un poco de su pensamiento, recopilamos algunas frases de este genio universal, donde puede apreciarse su amor por la ciencia, el conocimiento y la exploración, así como del trabajo duro y la constancia.

  • “Aquellos que se enamoran solo de la práctica, sin cuidar de la exactitud o de la ciencia, son como el piloto que se embarca sin timón ni brújula, y nunca sabrá dónde va a parar”.
  • “Los hombres geniales empiezan grandes obras, los hombres trabajadores las terminan.”
  • “Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformará en fuerte.”
  • “El aprendizaje nunca agota la mente”.
  • “Una vez que hayas probado volar, caminarás la tierra con los ojos mirando al cielo, porque ahí has estado y ahí ansiarás volver”.
  • “Pobre es el alumno que no supera a su maestro”.
  • “La ciencia es el capitán y los soldados la práctica”.
  • “Lo mismo que el hierro se oxida por falta de uso y el agua estancada se vuelve putrefacta, también la inactividad destruye el intelecto.”

El emprendimiento está de moda, la combinación de un crecimiento económico lento, la saturación del mercado laboral más los avances tecnológicos han convertido al emprendimiento en la opción de moda para los recién egresados de las universidades, y en general para las personas que no quieren o no pueden ingresar al mundo laboral.

Este aumento en la popularidad del emprendimiento ha aumentado la cantidad de recursos disponibles para las personas que quieren iniciar un negocio o un proyecto personal: incubadoras de negocios, grupos de inversionistas, facilidades fiscales, etc. Sin embargo, a pesar de todos estos recursos, es necesario tomar en cuenta el factor más importante en cualquier empresa, propia o ajena, el factor humano.

Cualquier empresa o aventura necesita de mucho trabajo para aumentar sus posibilidades de éxito, y así como no todas las personas tienen las características de personalidad para ser empleados, así tampoco todas las personas tienen las características necesarias para emprender.

Entonces si quieres emprender, antes de elegir un programa, hacer un proyecto o invertir en un negocio, lo primero que debes hacer es averiguar si tienes las características básicas para lanzarte al incierto mundo del emprendimiento o si tu personalidad se inclina más hacia el desarrollo dentro de una empresa.

Aquí te compartimos las principales diferencias entre un empleado y un emprendedor para que contrastes estas cualidades con tu personalidad y así descubras en qué tipo de carrera laboral tendrás más posibilidades de éxito.

Empleado Emprendedor
Busca trabajar en una empresa y hacer carrera en ella Busca trabajar en un proyecto propio
Ama las rutinas y la estabilidad Prefiere la variedad y la flexibilidad
No le gusta correr riesgos Corre riesgos y asume la responsabilidad de sus decisiones y consecuencias
Le gusta trabajar siguiendo órdenes e instrucciones claras Es autogestionado, es decir, establece sus propias instrucciones y las sigue
A menudo necesita estímulo externo para hacer sus tareas Se apoya principalmente en la motivación interna
Busca un ingreso regular y seguro Asume la variedad e irregularidad de sus ingresos
Le gustan los horarios fijos de trabajo y descansar al menos un día a la semana No le importa trabajar muchas horas, incluso los fines de semana
Solo sacrifica su tiempo libre si el jefe se lo pide Sacrifica su tiempo libre si su proyecto lo necesita
No le gustan las sorpresas ni los cambios Se adapta fácilmente al cambio
Le gusta lo predecible y tranquilo Tiene un gran espíritu aventurero
Frente a un problema, pide instrucciones o pregunta por la solución Frente a un problema, busca o se inventa la solución
No le gusta la incertidumbre Tiene una alta tolerancia a la incertidumbre

 


En los niveles altos de empresas verticales, los puestos gerenciales o directivos los ocupan, generalmente, líderes que coordinan a un grupo de equipos multidisciplinarios.

Para ascender a este tipo de posiciones, los candidatos deben tener conocimientos sobre las actividades, a veces muy diferentes, que van a desarrollar los miembros de su equipo. A ello, es importante sumar habilidades suaves, como la influencia y el liderazgo, para lograr resultados.

A este perfil, que mezcla conocimientos especializados con nociones de las actividades que se realizan en otros sectores y habilidades blandas, se le denomina ‘híbrido’ y es uno de los más buscados por las empresas. Actualmente las empresas buscan a personas con destrezas necesarias para el puesto, habilidades sociales e idiomas, ¿Qué habilidades configuran el perfil híbrido?

  • Identificar oportunidades de mejora: Las compañías desean contratar a un profesional que sepa tomar responsabilidades de su cargo.
  • Análisis y toma de decisiones: Para las empresas es muy importante contar con personal para seleccionar las mejores alternativas de negocio.
  • Proponer nuevas ideas: Un profesional que posea herramientas y técnicas que faciliten los procesos de la empresa.
  • Comunicación oral en inglés: Con esta competencia, las empresas esperan que los profesionales no solo puedan establecer llamadas telefónicas en ese idioma, sino que también, viajar al extranjero para hacer networking.
  • Administración y gestión de proyectos: El postulante deberá saber plantear metas medibles, procesos y administrar presupuestos.

 

Estudiar diplomados o posgrados también es una manera de poder “llenar” los conocimientos faltantes; si estás pensando en ser tu propio jefe, las maestrías se convierten en una plataforma de capacitación muy poderosa que facilita los análisis de factibilidad de los nuevos emprendimientos.

El 2020 está cerca y la tendencia indica que trabajadores y empresas híbridas, serán una de las más preponderantes estructuras para generar negocios.