Las actividades de nuestro día a día pueden llegar a ser abrumadoras; esto sumado a una mala calidad en nuestro descanso y a que no ponemos suficiente atención en nuestra alimentación, puede llevarnos a sufrir estragos importantes en nuestra capacidad de retención; lo que afecta nuestro rendimiento mientras estudiamos.

¿Podemos hacer algo?, además de descansar adecuadamente, hidratarnos y comer de forma saludable, tenemos estos tips que te ayudarán a mantener sana tu memoria y eliminar el estrés:

  1. Realiza ejercicios contra el estrés: La práctica de meditación, yoga o mindfulness le ayudan a nuestro cerebro a no perderse en la sensación de estrés o ansiedad: Encontrar un tiempo para uno mismo y la meditación ayuda a mejorar el estado de ánimo y mejorar la memoria. En muchas universidades se están impartiendo talleres sobre este tipo de prácticas. Estas técnicas son perfectas para relajar el cuerpo y evitar el estrés diario.
  2. Las horas de sueño son claves para el descanso de los seres humanos. Muchos universitarios comienzan a llevar una vida nocturna que suele implicar una reducción de las horas dedicadas al sueño. Esto puede tener consecuencias negativas en su capacidad de concentración. El descanso es importante para evitar el estrés.
  3. No te preocupes si algunas veces no consigues concentrarte como te gustaría; puedes recurrir a técnicas para ejercitar tu atención; como la técnica “pomodoro”: En concreto, el método divide el tiempo en periodos de 25 minutos -denominados pomodoros- separados por pausas dedicadas al descanso. La idea sobre la que se fundamenta la Técnica Pomodoro es que las pausas frecuentes serían capaces de mejorar la agilidad mental.

Para muchas personas, el secreto para ser productivo es darte un poco de tiempo para que tu cerebro descanse después de estar concentrado en una tarea; esto te mantendrá alerta, despejado y libre de estrés.


Si estás cerca de concluir tu formación universitaria, posiblemente tu preocupación actual se centre en tus posibilidades de conseguir empleo y cómo hacerlo, teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales:

  1. Necesitas experiencia
  2. El alto nivel de competencia del mercado laboral

El paso de la Universidad a la empresa no siempre es sencillo y normalmente es más lento de lo deseado, pero siempre hay opciones que pueden ayudarte a tener más éxito e ir configurando un perfil profesional atractivo e interesante para los reclutadores, veamos cuáles son las mejores formas de buscar oportunidades y presentar tu currículum:

  1. Trabaja en tu marca personal: Utiliza las redes sociales para promover tu actividad, destacar tus logros e ir generando una identidad que sea reconocible en caso de que un reclutador revise tus perfiles sociales: Evita el contenido que pueda eliminarte de un proceso de selección, mantén actualizado tu LinkedIn y procura una imagen limpia y profesional.
  2. Sé flexible: Puede que tu primer empleo no sea el ideal, pero valora si te puede ayudar a desarrollar competencias útiles en el futuro.
  3. No dejes de estudiar: Mantente actualizado, investiga, asiste a cursos o talleres y no dejes de aprender.
  4. Networking: No se trata de tener muchos contactos, sino de relacionarte con personas que compartan tus intereses y ya estén dentro del mundo laboral, esto incrementa tus posibilidades de colocarte en una oportunidad interesante.
  5. Busca un mentor: Un profesional experimentado, un profesor o un jefe, pueden ser las personas que te ayuden a contar con las habilidades más buscadas en tu entorno profesional; no se trata de lecciones particulares, sino de una dinámica de retroalimentación en la que ambos puedan intercambiar puntos de vista.

Recuerda que conseguir tu meta profesional puede llevar su tiempo; mientras tanto debes invertir en experiencias y formaciones que te ayuden a estar más cerca de tu objetivo.


El profesional en Contaduría Pública es una persona entrenada para generar información en torno a los manejos financieros de una entidad; esta puede ser un negocio pequeño o una empresa transnacional.

En principio, el contador colabora con la organización para que el manejo del dinero sea correcto y permita alcanzar objetivos de crecimiento y desarrollo en todo tipo de empresas.

Si te interesa la Contaduría, debes tener una facilidad natural para organizarte y un interés particular en las matemáticas.

¿Qué cualidades tiene un contador?

  • Facilidad para realizar cálculos numéricos
  • Aprecio e interés por la matemática
  • Habilidad para el uso de software
  • Extremada capacidad de organización

¿Qué hace un egresado de Contaduría Pública?

  • Prepara información cuantitativa y analítica sobre la posición financiera de una empresa
  • Toma decisiones a partir de la situación financiera de la empresa
  • Participa en procesos de planeamiento estratégico
  • Evalúa procesos dentro de las empresas
  • Toma decisiones sobre inversiones

Todas las organizaciones necesitan un experto en manejo financiero; desde las más pequeñas a las más grandes, por ello, esta es una carrera con una alta demanda en muchísimos mercados; te dejamos algunos ejemplos:

  • Empresas privadas
  • Organizaciones públicas
  • Organizaciones sin fines de lucro
  • Organismos internacionales
  • Despachos de contaduría pública
  • Empresa propia
  • Docencia universitaria
  • Gerencias financieras

Si eres una persona honesta, comprometida, segura de sí misma, tolerante, proactiva, con espíritu de servicio, respetuosa de las leyes y normas, responsable de sus propios actos y tienes interés por áreas contables y administrativas, la carrera en Contabilidad es tu vocación. Esta actividad requiere un perfil sumamente comprometido con los resultados y sobre todo, con la honestidad y la transparencia, ya que las empresas ponen en sus manos la posibilidad de alcanzar sus metas y mantener la estabilidad.

En caso de que decidas emprender, tendrás a tu disposición las herramientas necesarias para gestionar el crecimiento de tu propia empresa, y podrás analizar mejor que nadie la situación económica para llevar a cabo planes de inversión que tengan resultados exitosos.


El sueño de cursar una carrera universitaria y obtener un título, muchas veces puede verse truncado por la falta de recursos para acceder y permanecer en una institución educativa. Cada año, miles de estudiantes se ven enfrentados a la búsqueda de formas de financiarse los estudios, y en este sentido las becas son una buena solución.


Para tener una vida satisfactoria y que nos haga felices, necesitamos de una estructura, un plan o una ruta trazada que nos permita alcanzar nuestros objetivos y realizar nuestros sueños. Claro que no es necesario planear nuestra vida con un gran detalle, pero sí nos ayuda mucho establecer objetivos, metas, plazos y pasos para lograrlos.


Aunque no hay muchos estudios sobre el tema, según investigaciones realizadas por dependencias públicas y algunas instituciones educativas privadas, en México entre el 50 y 70% de los estudiantes combinan el estudio de una carrera con el trabajo.

La cifra es ligeramente más alta para quienes estudian en universidades privadas que para quienes estudian en universidades públicas, pero las razones son muy diferentes.

La mayoría de los estudiantes de las universidades privadas trabajan al mismo tiempo que estudian la carrera principalmente para adquirir experiencia profesional. Por su parte, la mayoría de los estudiantes de las universidades públicas trabajan para poder terminar sus estudios.

Así, además de elegir la carrera que quieres estudiar, es probable que te enfrentes a la decisión de si te dedicarás solo a cursar la carrera o buscarás un trabajo remunerado.

Independientemente de la razón que tengas para decidir combinar el estudio con un trabajo, esté relacionado o no con tu carrera, o hayas decidido dedicarte de tiempo completo al estudio, te compartimos una lista de las ventajas y desventajas de ambas opciones.

Estudiar y trabajar Solo estudiar
Ventajas Desventajas Ventajas Desventajas
Ingresas temprano al mercado laboral Tienes menos tiempo para estudiar Te concentras totalmente en el estudio Estás desconectado de la realidad laboral durante toda la carrera
Acumulas experiencia en el mundo real Te cansas más rápido Puedes adelantar materias y acabar la carrera más rápido No tienes un ingreso económico autogenerado
Ganas dinero Avanzas a un ritmo más lento en tus estudios Tienes más tiempo libre No acumulas experiencia que puede servirte para encontrar trabajo rápidamente
Pruebas la realidad laboral de tu carrera Tienes menos tiempo libre Si te aplicas puedes alcanzar un nivel académico alto Dependes de tus papás para tus ingresos
Adquieres habilidades extra a las capacidades académicas Puede disminuir tu desempeño académico Disfrutas completamente de los periodos vacacionales Se retrasa unos años el proceso de maduración emocional
Haces relaciones profesionales que pueden servirte en el futuro Descuidas los estudios si tienes mucho trabajo Te concentras en los procesos de titulación sin distracciones Al terminar la carrera empiezas de cero en la búsqueda de trabajo
Aprendes a ser autosuficiente Se acaban las muchas semanas de vacaciones Disminuye el riesgo de abandonar tus estudios Te tardas en desarrollar la capacidad de ser autosuficiente

El emprendimiento está de moda, la combinación de un crecimiento económico lento, la saturación del mercado laboral más los avances tecnológicos han convertido al emprendimiento en la opción de moda para los recién egresados de las universidades, y en general para las personas que no quieren o no pueden ingresar al mundo laboral.

Este aumento en la popularidad del emprendimiento ha aumentado la cantidad de recursos disponibles para las personas que quieren iniciar un negocio o un proyecto personal: incubadoras de negocios, grupos de inversionistas, facilidades fiscales, etc. Sin embargo, a pesar de todos estos recursos, es necesario tomar en cuenta el factor más importante en cualquier empresa, propia o ajena, el factor humano.

Cualquier empresa o aventura necesita de mucho trabajo para aumentar sus posibilidades de éxito, y así como no todas las personas tienen las características de personalidad para ser empleados, así tampoco todas las personas tienen las características necesarias para emprender.

Entonces si quieres emprender, antes de elegir un programa, hacer un proyecto o invertir en un negocio, lo primero que debes hacer es averiguar si tienes las características básicas para lanzarte al incierto mundo del emprendimiento o si tu personalidad se inclina más hacia el desarrollo dentro de una empresa.

Aquí te compartimos las principales diferencias entre un empleado y un emprendedor para que contrastes estas cualidades con tu personalidad y así descubras en qué tipo de carrera laboral tendrás más posibilidades de éxito.

Empleado Emprendedor
Busca trabajar en una empresa y hacer carrera en ella Busca trabajar en un proyecto propio
Ama las rutinas y la estabilidad Prefiere la variedad y la flexibilidad
No le gusta correr riesgos Corre riesgos y asume la responsabilidad de sus decisiones y consecuencias
Le gusta trabajar siguiendo órdenes e instrucciones claras Es autogestionado, es decir, establece sus propias instrucciones y las sigue
A menudo necesita estímulo externo para hacer sus tareas Se apoya principalmente en la motivación interna
Busca un ingreso regular y seguro Asume la variedad e irregularidad de sus ingresos
Le gustan los horarios fijos de trabajo y descansar al menos un día a la semana No le importa trabajar muchas horas, incluso los fines de semana
Solo sacrifica su tiempo libre si el jefe se lo pide Sacrifica su tiempo libre si su proyecto lo necesita
No le gustan las sorpresas ni los cambios Se adapta fácilmente al cambio
Le gusta lo predecible y tranquilo Tiene un gran espíritu aventurero
Frente a un problema, pide instrucciones o pregunta por la solución Frente a un problema, busca o se inventa la solución
No le gusta la incertidumbre Tiene una alta tolerancia a la incertidumbre

 


El Derecho tiene un campo de acción muy amplio, y la gran cantidad de códigos, leyes, reglamentos y normas que existen en México, ya no digamos el mundo, hacen necesario que un abogado, si pretende destacar en su profesión, se especialice en una o dos ramas del derecho.

Desde que entró en vigor el sistema de justicia penal acusatorio en 2016, los retos que han enfrentado los abogados en nuestro país son muy grandes. Este nuevo sistema ha significado una transformación jurídica de fondo que requiere de nuevas habilidades y capacidades para quienes quieran hacer carrera como abogados dentro de este nuevo esquema de justicia.

La nueva legislación y los juicios orales exigen una mejor preparación y especialización de los abogados, ya no se trata solo de conocer a fondo la Constitución Política, sino de ser capaces de diseñar una estrategia y habilidades para desarrollar y exponer una argumentación jurídica sólida para garantizar los debidos procesos y obtener los resultados más justos posibles.

El reto es enorme, pero también representa una gran área de oportunidad para quien se capacite y especialice tanto en derecho penal, como en el funcionamiento y dinámicas de este nuevo sistema judicial.

Hacer un posgrado en Derecho Penal te brindará los conocimientos teóricos, técnicos y prácticos para enfrentar con éxito este reto y te dará la oportunidad de destacar en una actividad con un mercado de trabajo altamente competitivo, la carrera de Derecho es de las más populares en México y en el mundo. Además te permitirá enfocar todos tus esfuerzos y toda tu pasión por el Derecho en una sola área del inmenso mundo del derecho mexicano y convertirte en un demandado especialista.

Por otro lado, especializarse en un área del Derecho en un país donde la sociedad entera exige un sistema de justicia más eficiente y que garantice la seguridad de todos, representa la oportunidad de contribuir a la construcción de un país más justo y con instituciones más fuertes y que de verdad trabajen para los ciudadanos.

Ya sea que te inclines por trabajar en el sector público o en el privado, en una firma jurídica, una empresa o en tu propio despacho, contar con un posgrado en Derecho Penal será siempre tu mejor carta de presentación con tus clientes, con tus jefes y con la sociedad en general.

La capacidad de adaptación, la flexibilidad y el interés por la formación y actualización constantes son las características que distinguen a un buen abogado. Aprovecha al máximo las oportunidades de crecer profesionalmente.


El estrés está considerado como la epidemia mundial más grave de nuestro tiempo. Las exigencias impuestas por nuestro moderno estilo de vida, así como el énfasis en cuestiones como la excelencia, el máximo rendimiento y el aumento en la competencia, por mencionar algunas, son la causa de un aumento en los niveles de estrés en el mundo laboral.

Estos efectos se han estudiado a fondo; sin embargo, existe otra área de actividad donde el estrés también tiene un efecto negativo en el rendimiento y bienestar en general: el ámbito académico.

Aunque no hay tantos estudios sobre los efectos del estrés en el rendimiento académico de los estudiantes, es un problema real que afecta no solo a su capacidad de aprendizaje, sino a su salud y estado de ánimo.

Los efectos de estrés académico son especialmente visibles en los estudiantes universitarios y se deben principalmente a las demandas impuestas por el ámbito académico. Y si hablamos de universidades con exigencias y un nivel académico muy alto, el problema es mayor.

Padecer un alto nivel de estrés, con su afectación en el rendimiento y capacidad intelectual y la salud física y emocional, altera negativamente el rendimiento académico de un estudiante y esto puede resultar en bajas calificaciones, baja calidad de sus trabajos académicos, y en casos más graves, provoca la deserción escolar.

Los pocos estudios sobre el tema han establecido una lista de los principales detonantes del estrés en el ámbito académico:

  • Evaluaciones, exámenes o cualquier tipo de actividad que pretenda medir su rendimiento.
  • Exposición de trabajos frente al grupo.
  • Sobrecarga de trabajos académicos (demasiados trabajos, demasiadas materias o muy difíciles durante un periodo).
  • Profesores con una personalidad agresiva que presionan o amenazan a los estudiantes con castigos tipo: pérdida de puntos o calificación reprobatoria.
  • Falta de tiempo para cumplir con las tareas académicas.
  • Competitividad entre los compañeros de aula.
  • Realización y entrega de trabajos necesarios para pasar una asignatura.
  • Realización del proyecto final o tesis.
  • Exposición y defensa del proyecto final o tesis.

Cualquiera de estos detonantes pueden producir efectos físicos, psicológicos y de conducta entre los estudiantes tales como dolores de cabeza, insomnio, cansancio crónico, somnolencia, desconcentración, mala memoria, bloqueos con un tema o materia, ausentismo, falta de energía para hacer los trabajos e incluso aislamiento social.

En casos graves, los estados prolongados de estrés pueden causar depresión, problemas de hipertensión o problemas digestivos como gastritis o úlceras.

La detección temprana de los síntomas del estrés, así como la adopción de algunas medidas para administrarlo, pueden evitar que los estudiantes caigan en depresión o presenten problemas de salud.

En este sentido, resultan muy útiles algunas técnicas de meditación combinadas con alimentación sana, ejercicio físico, descanso y un sistema de planificación de tareas que evite caer en los estados agudos de estrés.